Nomenclatura y clasificacion

cast:  Cedro de San Juan, Ciprés de Portugal;   port: cedro de Buçaco;   mex: ciprés mejicano, cedro blanco, teotlate;   cat: xiprer de Portugal;   eusk: Portugalgo nekosta, Busako-ko zedroa

Sin: C. lindleyi.   Endlicher (botánico austriaco). Nombramiento más usado en México.

Etim: Cupressus: latinización derivada del griego kypárissos o bien del chipriota cyprus de donde procedían los cipreses.

Lusitánica: Debido a la falsa creencia de su descubridor (Philip Miller) de que su origen era el monasterio de Buçaco (Portugal)

 

Descripción

Árbol siempre verde, de porte piramidal con copa redondeada y follaje aireado pudiendo sobrepasar los 30m., hojas diminutas en forma escuamiforme de color verde azulado con terminaciones en punta y libres, tronco robusto pudiendo sobrepasar los 3m de altura y 2m de Ø, de color rojizo de joven pasando a gris blanquecino en su madurez, desescamandose en tiras longitudinales creando grandes fisuras en su crecimiento. Flor masculina diminuta en las terminaciones de las hojas de color ocre claro y femenina blanco azuladas pruinosas convirtiéndose al madurar en conos leñosos de 1,5cm, azulados primero pasando a tonos castaños con pruina blanquecina al madurar, formados de 8 a 6 escudetes con prominencia central en forma de gancho, característica importante para su identificación.

 

Habitat y floracion

Aparece en lugares de condiciones climáticas extremas como paramos áridos y pedregosos, excepcionalmente en altitudes de hasta 3000m.

Florece desde finales del invierno a principio de la primavera. Los conos o arcéstidas maduran al segundo año. Normalmente las flores masculina y femenina aparecen en plantas diferentes

 

 Distribución

Natural de México y Centro América, fue introducido en Europa (Portugal) hacia 1634. En Euskadi lo encontraremos de forma ornamental en parques, jardines etc. También lo localizaremos en algunas explotaciones forestales.

 

 

Observaciones

Introducida en Portugal en el monasterio de Buçaco por los carmelitas  en (1634-1656). Hoy en día es el árbol más singular de este bosque creado alrededor del monasterio. Fue descubierta y nombrada científicamente por el botánico Philip Miller en 1768. En 1847 Endlicher nombro a un ciprés en México como C. lindleyi, siendo en definitiva la misma especie, pero quedo el nombre anterior por el principio de prioridad que rige en el nombramiento de especies.

En el lugar de su procedencia es una madera muy apreciada por su calidad, durabilidad y facilidad para trabajarla, variando su uso dependiendo del país de procedencia:

México: muebles de calidad, artesanías, lápices, náutica, etc…

Costa Rica: cabañas de montaña, arbolitos de navidad.

El Salvador: postes para las compañías eléctricas.

Guatemala: construcción de vigas y tablas.

Por error este ejemplar que se encuentra naturalizado en el Monte Serantes se cito como J. Thurifera, si bien esta especie no es tan singular como la sabina se debería tener en consideración por su porte y estado de conservación.

En nuestros alrededores aun no siendo común podemos encontrar algunos ejemplares en algún cementerio cercano.

El ejemplar  fotografiado debería ser considerado como árbol singular a proteger, por su gran porte y edad.

Fotografías realizadas a 160m de altitud en el monte Serantes, a un ejemplar de unos 12m de altura, 80cm de Ø y 180cm de perímetro.